El contacto con la naturaleza ha demostrado tener grandes beneficios para la salud y el ánimo de las personas.

El ruido de la ciudad y el exceso de trabajo son algunos de los factores que causan fatiga cerebral y provocan estrés y falta de concentración. El contacto con la naturaleza ha demostrado tener grandes beneficios para la salud y el ánimo de las personas. Ya sea una caminata entre los árboles o simplemente tirarse a leer o descansar, nos permite respirar aire puro y nos hace sentir mejor.

los bosques tienen beneficios comprobados en la salud mental de los habitantes de ciudades. Se ha demostrado que pasar tiempo en un bosque o entre árboles logra reducir el estrés psicológico, la hostilidad y los síntomas depresivos, además de mejorar el sueño.

Un estudio realizado en Escocia sugiere que visitar áreas verdes puede relajar la mente ya que caminar en un lugar lleno de árboles tiene un efecto calmante y no requiere atención mental dirigida por lo que pasar tiempo en estos lugares “resetea” el cerebro.

Otros estudios han demostrado que quienes viven cerca de grandes parques y otras concentraciones de árboles tienen niveles más bajos de hidrocortisona, la hormona relacionada con el estrés, que los habitantes de zonas urbanas rodeados de edificios; y que los niños con déficit de atención suelen tener mejores resultados en exámenes cognitivos después de haber caminado por zonas arbóreas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Gmail
La inmensidad de nuestro bosque